Antofagasta Minerals aumenta producción y reduce costos durante el primer semestre de 2017

Publicado el 26/07/17 a las 10:20 hrs.

Gracias a Minera Centinela y Minera Antucoya, el Grupo registró un aumento de 7,1% en su producción durante el semestre. Asimismo, los costos cayeron en torno al 2%.

 
 

Durante los primeros seis meses de este año, Antofagasta Minerals alcanzó una producción de 346.300 toneladas de cobre fino, lo que representa un incremento de 7,1% comparado con el mismo período de 2016. Este aumento se explica por una mayor producción tanto en Minera Centinela, como en Minera Antucoya.
Al respecto, el Presidente Ejecutivo de Antofagasta plc, Iván Arriagada, comentó que “el desempeño de nuestra producción de cobre este año a la fecha ha sido más robusto que durante el mismo periodo el año pasado, particularmente en Centinela y Antucoya. Esta última compañía se encuentra operando a plena capacidad, lo cual nos tienen especialmente satisfechos”.
La mayor producción en Centinela se explica por mejores leyes en el mineral, lo que contribuyó a un aumento de 17,9% en la producción de concentrados. Por su parte, la producción de cátodos de cobre en Antucoya durante el primer semestre aumentó 46,3% comparado con los primeros 6 meses de 2016, lo que refleja la finalización del proceso de ramp-up de esta operación, la más reciente del Grupo Minero. Con respecto a Los Pelambres, su producción bajó 4,6% debido a menores leyes, tal como estaba considerado en el plan minero del año.
En cuanto a los sub-productos que comercializa Antofagasta Minerals, la producción de molibdeno en la primera mitad del año fue de 4.500 toneladas, lo que implicó un crecimiento de 36,4% con relación al mismo período de 2016, como resultado de mejores leyes. En tanto, la producción de oro llegó a las 112.200 onzas en el período, lo que significó un alza del 2,5%.
Se mantiene disminución en los costos
Además de aumentar su producción durante el primer semestre, Antofagasta Minerals continuó con sus esfuerzos para reducir sus costos. El costo neto de caja para los dos primeros trimestres del año fue de US$1,24 la libra, un 1,6% menor que el logrado en el mismo período de 2016. En tanto, el costo de caja antes de créditos por subproductos se redujo un 2,5%, hasta US$1,56 la libra.
“Hemos avanzado con nuestra estrategia de enfocarnos en mejorar la eficiencias y lograr ahorros. Esto se ha visto reflejado en un costo neto de caja de US$1,20 la libra para el segundo trimestre del año, lo que significó una rebaja de más de 5% con respecto al trimestre anterior”, explicó Arriagada como una forma de graficar los logros del Programa de Competitividad y Costos, el que se viene implementando desde fines del 2014.
El Presidente Ejecutivo agregó que tanto la producción como los costos se encuentran en línea con las expectativas del Grupo, por lo que se mantiene su pronóstico para el año de producir entre 685.000 y 720.000 toneladas de cobre, a un costo neto de caja de US$1,30 la libra.