Industria

Clúster Minero: una estrategia regional para el desarrollo de la minería

Publicado el 28/02/17 a las 11:42 hrs.
Orlando Gahona Flores
Gerente Programa Estratégico Clúster Minero Antofagasta

Tras dos años extenso trabajo, se logró dar un salto en la materialización del Clúster Minero, guiado por una Hoja de Ruta con metas claras hacia los próximos diez años, que busca responder a los nuevos desafíos de una industria cada vez más exigente y competitiva, a través de la innovación, nuevas tecnologías y formación de capital humano capaz de adaptarse a un sector en constante cambio y desarrollo.
El Programa Regional del “Clúster Minero”, es una iniciativa impulsada por el Comité de Desarrollo Productivo de la Región de Antofagasta, como parte de la Agenda Descentralizadora del Fomento Productivo del Gobierno Regional de Antofagasta y CORFO, que responde al mandato de la Presidenta Michelle Bachelet, que escogió a la gran capital minera como una de las regiones piloto, al concentrar cerca del 25% de los proveedores de la gran minería a nivel nacional.
Todo esto sumado a la valiosa masa crítica desarrollada por años en torno al negocio de la minería del cobre a nivel internacional, que sienta las bases para posicionar a la Región de Antofagasta como un polo de innovación en minería, a través de la articulación público-privada, así como con la academia y la comunidad, bajo una mirada de sustentabilidad de largo plazo.
En esta línea se ha priorizado una Hoja de Ruta al año 2025 – con un portafolio de iniciativas priorizadas – que concentra los esfuerzos para mejorar el entorno de negocios a la industria de los proveedores de la minería. Particularmente, entre los años 2015 y 2016, se inició una etapa de implementación de las iniciativas tempranas; con una inversión ejecutada por el Gobierno, las pymes y compañías ligadas a la actividad minera que supera los $40 mil millones de pesos. En la etapa de implementación de largo plazo (al 2025) se espera generar inversiones que den soporte a esta nueva fase industrial minera , ligada a la innovación, la agregación de valor a la oferta regional y la manufactura avanzada del orden de más $31 mil millones para trabajar en los próximos 10 años.
Para focalizar el trabajo dirigido por esta agenda de corto, mediano y largo plazo se han definido cuatro ejes estratégicos que son: incentivar los encadenamientos de los proveedores con la industria minera y otros sectores productivos; impulsar el desarrollo de nuevos emprendimientos tecnológicos; fortalecer una plataforma de servicios tecnológicos de I+D aplicado a las necesidades de la industria y formar capital humano para el trabajo. Todo un esfuerzo para generar dinámicas de mayor crecimiento, inversión y empleo para toda la región.