Director nacional de minería de Mutual de Seguridad, Héctor Garay: “Lo que yo privilegio es el trabajo en equipo”

Publicado el 20/04/17 a las 17:00 hrs.

Durante sus 14 años trabajando al interior de la Mutual, Garay ha visto crecer su impulso por mejorar la seguridad en las faenas mineras. Razón por la cual, ha implementado una serie de proyectos que revolucionaron la industria y que pusieron en alto el nombre de la corporación que mantiene presencia en el 80% del rubro de la gran minería.

 
 


Por: María José Alanis

En su amplia oficina ubicada en pleno centro de Antofagasta, el gerente regional y director nacional de Minería de la Mutual de Seguridad CChc, Héctor Garay, recuerda su larga carrera a la cabeza de una de las corporaciones de seguridad más importante del país. Hecho que le valió -recientemente- ser galardonado con el “Premio Radoslav Razmulic 2016” que entrega anualmente la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), esto en reconocimiento al aporte que ha realizado en el ámbito de la prevención de accidentes laborales en la minería.
Durante sus 14 años trabajando al interior de la Mutual, Garay ha visto crecer su impulso por mejorar la seguridad en las faenas mineras. Razón por la cual, ha implementado una serie de proyectos que revolucionaron la industria y que pusieron en alto el nombre de la corporación que mantiene presencia en el 80% del rubro de la gran minería.
Entre los proyectos que ha liderado y participado, destaca la realización de las primeras inducciones de seguridad personalizadas para cada minera; el proyecto para detectar el trastorno del sueño o la implementación de la exitosa campaña de prevención de accidentes de tránsito “Aún Te espero”.

¿Cómo ha sido estar a la cabeza de una de las corporaciones de seguridad más importantes del país?
Me siento parte del crecimiento del desarrollo de Mutual de Seguridad, fue precisamente esas razones por lo que me incorporé con el fin de posicionar a Mutual en la zona, y en especial en el área de la minería, dado a mi formación de minero -siempre he estado ligado a la minería-, pensé que nosotros deberíamos posicionarnos en ese segmento y hoy, con mucha satisfacción puedo decir que hemos hecho un muy buen trabajo, ya que contamos con una participación cercana al 80% en el rubro de la gran minería. Posicionamiento que conlleva una gran responsabilidad y que nos empuja ahondar día a día con lo mejor de nuestro trabajo liderado por un equipo de profesionales.
Nuestro fuerte de trabajo es faena. En ese espacio, administramos más de 50 de policlínicos con una dotación de más de 400 empleados, transformándose en un proceso exitoso, pero de continuo trabajo, ya que se requiere estar permanentemente alerta en términos de buscar nuevas formas de acceder a un mercado tan competitivo como es el de la gran minería.

¿Qué significó para usted ser galardonado con el Premio Radoslav Razmulic 2016?
Fue un orgullo inesperado. La verdad es que nunca estuvo dentro de mis objetivos el de buscar reconocimientos -con esto no quiero decir que sea bueno o malo, sino que no estaba en mi mente- y que me hayan recomendado, promovido y posteriormente nombrado, culmina una carrera que siento que ha sido exitosa, con altos y bajos como todo puesto, pero siempre con un compromiso permanente de trabajar en equipo.
Yo creo que el gran reconocimiento no es sólo lo que hemos hecho, sino que a lo que yo privilegio mucho: el equipo de trabajo. Es gratificante saber que las personas que partieron conmigo en este proyecto, hoy están en nuevas posiciones, tanto en esta organización como en otras.

¿Cuál ha sido su aporte a la seguridad en la industria minera?
Hemos hecho muchos proyectos. Nosotros hicimos uno de los primeros proyectos de inducción de seguridad que fue implementado -para ese momento- en Minera Barrick Zaldívar, éste fue el primer proceso de inducción personalizado respecto a su misión, su valores y su política de la minera y estaba orientado básicamente a su proceso de seguridad sobre lo qué se espera de la persona. Posteriormente, realizamos otro proceso de inducción en Minera Escondida, el cual se mantiene hasta hoy y que se denomina: Camino Cero Daño. Ahí fui gestor en los primeros procesos que después se extendimos -prácticamente- a toda la gran minería.
También otro de los proyectos exitosos que hicimos en conjunto con el doctor Manuel Guerra fue la primera iniciativa que buscaba generar procesos para detectar trastornos severos del sueño.
Además, realizamos el primer curso de certificación de conductores que lleva más de siete años y que ha permitido que hoy en día, todos los conductores certificados de los últimos siete años -desde el inicio del programa- no hayan participado en ningún evento; pero sin duda, el proyecto que me tiene más orgulloso es lo que ha sido la campaña “Aún Te Espero” que desarrollamos hace ya diez años, y se convirtió en una marca que ha llegado para quedarse y que iniciamos con diario El Mercurio, convirtiéndose en un tremendo aporte para la región. Hoy, son muchas las campañas que se han sumado a esa iniciativa, pero sin duda hemos sido pioneros en abordar un flagelo que mata más de dos mil personas todos los años en Chile.

¿Cómo han impactado la exitosa campaña “Aún Te Espero”?
La campaña “Aún te espero” comenzó hace diez años, donde nos planteamos tres objetivos: el primero, era sensibilizar a la comunidad respecto de una pandemia silenciosa donde muchas personas mueren en accidentes de tránsito, entonces quisimos levantar una alerta y decir: oye, acá tenemos un tema del cual no hemos abordado de manera integral; el segundo, fue generar una masa de crítica de actores que nos permitiesen ir generando cambios, de hecho la Ley de Tolerancia Cero fue promovida por la campaña; y el tercer objetivo considera lograr con “Aún te espero” crear una ciudad que se respete y se valore la vida, pero para sabemos que es un proceso largo.
Anteriormente, tuvimos la oportunidad de ser invitados a Australia, ellos llevan más de 20 años en estas campañas y recién ahora están logrando los éxitos, que los llevo a ser uno de los países donde se registra la menor tasa de accidentes de tránsito, así que tenemos un camino largo todavía.

¿Cuáles son los objetivos fijados para la Región de Antofagasta en este 2017?
Nosotros tenemos fijados varios proyectos. Sobre lo que respecta a minería tenemos tres iniciativas: La primera es nuestro programa Cero Exposición, el que busca generar un ambiente libre de contaminación; el segundo, dice en relación con crear y desarrollar cobertura en la faena, por lo tanto estamos trasladando agencias a faena para que las grandes mineras puedan acceder a todas las atenciones que entrega Mutual, ya que muchos de ellos trabajan en otras ciudades y están siete días ahí, por lo que se vuelve una necesidad trasladar las agencias a los campamentos de forma que la persona no necesite ir a la ciudad y ocupar tiempo de su descanso; mientras el tercer punto, será -en el que más nos vamos a demorar- queremos iniciar con formar competencia en seguridad en todos los segmentos, no solamente que la seguridad en un área, sino también como una vía que la gente produce, osea no se puede producir sin seguridad. Esos son los tres objetivos que hemos planteado con fuerza para este año.

Minería y accidentabilidad ¿cuáles son los desafíos que debe enfrentar Mutual de Seguridad CChc en la zona?
Yo creo que el gran desafío sigue siendo la fatalidad, si bien es cierto tenemos indices bastantes aceptables que son de clase mundial. Hoy la minería está en el 1%, algunas incluso en el 0,3% o 0,4%, pero creo que no tenemos que seguir estresando esos números, pienso que es posible incluso incrementar ese número, pero no tener fatalidad, y eso implica tener un foco no en la frecuencia -lo que se mide normalmente- sino en el potencial de los eventos. Yo creo que también el reducir la frecuencia le ha hecho daño al foco de los potenciales fatales, entonces como estamos muy atentos a no tener accidentes pequeños, no estamos preocupando de aquellos accidentes que potencialmente después se traducen en accidentes graves, fatales. Yo creo que la meta debe ser cero accidente, grave, cero accidente fatal.

¿Dónde se registra el mayor número de accidentes fatales?
En la fatalidad en su conjunto nos encontramos que el 70% de los accidentes fatales están relacionados con accidentes de tránsito, ya sea en el trabajo o durante el trayecto a la faena. Los accidentes de trayecto son un desafío complejo porque es una área donde no es posible o no se ha encontrado la forma de intervenir (…) mayoritariamente involucran a más de una personas y generalmente se deben a la imprudencia, más que al cansancio.